¿Tu marca es un dinosaurio o un camaleón?

por | Ene 28, 2017 | branding

Durante años hemos pensado que los gustos, satisfacciones y aspiraciones de los consumidores son una pieza estática dentro del ajedrez que conforma el mundo de las marcas, por lo cual, nos convertimos en especialistas en crear un enorme catálogo de marcas dinosaurio capaces de satisfacerlos, pero te tengo una noticia, así como los dinosaurios estan extintos estos conceptos también están tocando sus últimas canciones y es que no falta mucho para que aquellas pocas que aún quedan o se condenen a la extinción o se reinventen para estar a la par de un consumidor cambiante, informado y activo.

Toma un minuto para pensar quién eres en este momento y quién eras hace 5, 10 o 15 años, solo piensa cómo te autodescribias a los 8 años y cómo te autodescribes ahora, ¿Verdad que no es lo mismo? Y no lo es porque has evolucionado y las marcas deben entender que para tener una relación a largo plazo contigo éstas deben evolucionar a la par.

El punto aquí es que nos hemos dado cuenta que los consumidores constantemente cambian su visión ante la vida, cambian sus miedos, sus aspiraciones y sus deseos, y no es una cosa que invente yo, es algo comprobado psicológicamente, no podemos ser los mismo siempre, y esto claro, es en respuesta a todo lo que nos rodea.

Cada día los consumidores experimentan nuevos auto conceptos que afectan obviamente la manera en la que toman sus decisiones de compra, por ejemplo: “Quiero ser la mejor mamá” por lo tanto compraré libros de maternidad, estaré al pendiente de las nuevas tendencias en accesorios, asistiré a cursos de crianza. Tal vez “Quiero ser el mejor diseñador gráfico” por lo que compraré todo el paquete de softwares de adobe, asistiré a cursos o consultaré tutoriales on line, iré a capacitaciones, etc…

El branding de hoy debe tener como objetivo construir marcas camaleón, aquellas que se adaptan al consumidor, que se mueven al mismo ritmo de sus necesidades cambiantes y sus deseos casi de manera espontánea e instantánea. Marcas camaleón que escuchan a su mercado, que no temen ser flexibles que buscan aprender, probar y comprobar, esas marcas que no disparan un monólogo poco creíble si no que conversan con su mercado, que los ayudan que están cerca de el y de lo que éstos quieren ser.

Ahora, ¿Te consideras una marca dinosaurio o una marca camaleón? Recapitulemos:

Una marca dinosaurio tiene las siguientes características:

  1. Sienten que “lo saben todo”.
  2. Son fanáticos de lo “tradicional”.
  3. Reaccionan de manera muy lenta y son muy pesados para moverse.
  4. Tratan de intimidar a cualquier amenaza.

Por su parte una marca camaleón:

  1. Se adapta con facilidad.
  2. Siempre está dispuesto a innovar.
  3. Es ágil, sus movimientos son naturales.
  4. Se camuflajea para sobrevivir.

Solo recuerda, ser una marca camaleón tiene mucho más sentido que ser una marca dinosaurio, después de todo, los dinosaurios ya están extintos.

¿De qué lado estás?, ¿Te encuentras listo para ser un camaleón?

Nos seguimos leyendo.

Artículo inspirado en el libro Lean Branding de Laura Busche. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos

hola@somosmarkah.com

© 2018 Somos Markah Branding Studio®

 

Pin It on Pinterest

Share This